Sanar con la escritura

publicado en: Blog | 1

Por María Teresa González Osorio

Cada vez que toco el tema me emociono porque en carne viva y en espíritu he experimentado cuán liberador, cuán reflexivo y cuán sanador puede ser el momento de escribir. Escribir para uno, no sólo para decirle al otro.

El  psicólogo James W. Pennebaker (Universidad de Texas) mencionó una vez que

“Escribir puede ser una avenida hacia un lugar interior donde podemos confrontar traumas y ponerlos a descansar, y sanar”. Los estudios que tanto Pennebaker como otros psicólogos han abordado, ha sido sorprendente: cuando uno escribe lo doloroso de los moementos traumáticos, se liberan ciertas sustancias químicas, éstas influyen  en  nuestro cuerpo y en nuestro estado emocional, notándose una  gran  mejoría  en el sistema inmunológico, cardiovascular, entre otros.

El escribir unos minutos al día sobre lo que nos conflictúa, nos preocupa, nos angustia, puede apoyarnos a sentirnos mejor. Desde luego que esta disciplina no sustituye a una terapia cuando la persona continúa con síntomas que le causan malestar pero escribir es una herramienta positiva y por algo se puede empezar.

Compartir es bueno...Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

One Response