El temblor de la tierra y del corazón

publicado en: Blog | 0

Por María Teresa González Osorio

Artículo publicado en Agenda Latina. Hamburgo, Alemania.

Hace un poco más de dos meses que se registró una de las peores catástrofes naturales del mundo, el terremoto más intenso sufrido en 240 años en Haití.

rescate en HaitiHasta el día en que escribo este artículo, se estimaba que la catástrofe en el país caribeño, que tiene una población de 10 millones de personas en su mayoría dependientes de la agricultura en pequeña escala, había dejado 50 mil muertos, 250 mil heridos y 3 millones de damnificados, con el riesgo de que la situación se agrave por la dificultad para manejar los cadáveres, cuidar a los lesionados y hacer que la ayuda humanitaria llegue a los pobladores.

Para Alphonse Telasco, médico haitiano residente en México, la prioridad en estos momentos debe ser atender a los vivos antes de que estalle una crisis social, una posibilidad que ya ha despertado la preocupación del propio secretario general de la ONU, el sudcoreano Ban Ki-moon. Sin embargo, la intención de frenar la inestabilidad y los brotes de violencia se topa con obstáculos como la incapacidad de un gobierno “decapitado” como el de René Préval.

Ha terminado la “espectacularidad” de la información, sin embargo aún siguen trabajando los cascos azules, el aeropuerto trabaja sin descanso, muchos voluntarios han regresado a sus países y otros más llegan para atender a los enfermos, a los heridos, a los damnificados.

Niños huérfanos han sido “adoptados” . Este hecho ha sido cuestionado pues parece que se tratara de Tráfico de infantes.

Comida insuficiente y la que llega está mal distribuida pues no surten a otras poblaciones que se encuentran igualmente devastadas como la ciudad de Léogone entre otras.

La larga espera para obtener alimentos ha roto los nervios y esperanzas de los haitianos; algunos expertos creen que Haití nunca se recuperará, pero no así para Michelle una mujer negra, que cree que las cosas cambiarán para bien.

La experiencia por la que atraviesa Haití ha puesto de manifiesto varias cosas, entre ellas:

  • La necesidad del ser humano de ayudar.
  • Las muestras de solidaridad de la comunidad internacional.
  • La falta de organización y logística eficientes por parte de Organismos internacionales.
  • Un Estado haitiano pulverizado
  • Quién asumirá los costos de recuperación de los sobrevivientes?
  • Un temor más: que en la reconstrucción del país caribeño nuevamente intervengan las potencias mundiales no para brindar mejores condiciones de vida a los pobladores, sino para impulsar otro gobernante a modo y de esa manera seguir obteniendo beneficios a costa de esta empobrecida nación.

Comparte con nosotros tus reflexiones

 

Compartir es bueno...Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest