Sanar desde el corazón, el poder de las Constelaciones familiares

publicado en: Blog | 0

Las Constelaciones familiares es un método terapéutico desarrollado en Alemania por Berth Hellinger, (como parte de la Psicoterapia Sistémica Familiar). Se dice que el 70% de los problemas psicológicos que nos afectan a todos vienen de nuestra historia y relación familiar. El niño, por amor ciego, adopta reacciones y soporta cargas que le dificultarán la vida de adulto.

¿Cómo se hace una terapia de Constelaciones familiares?

La persona (cliente) aborda un tema específico que le causa sufrimiento, malestar o limitaciones en la vida cotidiana (conflictos interpersonales, problemas laborales, limitación financiera, enfermedades, etc.) y explora la raíz de ese tema en una sesión; además nadie interpreta nada, es uno mismo quien se van dando cuenta de dónde ha surgido el “enredo” o desorden y, como toda terapia: lo que nos enferma es aquello de lo que no somos conscientes; el hecho de verlo y de reconocerlo, hace que se produzca un cambio. Todo el proceso es guiado por un profesional que tenga dicha formación.

¿Se necesita llevar a toda la familia para trabajar un tema?

No, de ninguna manera. Eso sería imposible. Lo que se hace es trabajar en grupo. Los integrantes del grupo representarán a los miembros de la famila que el cliente elija. También se pueden hacer de manera individual, usando objetos que representen a dichos miembros.

¿Para qué sirven las Constelaciones familiares? Para:

  • Trabajar asuntos problemáticos de nuestra vida, dificultades en las relaciones de pareja, con hijos, el trabajo, las enfermedades y la falta de prosperidad y bienestar en la vida.
  • Mejorar pautas repetitivas, trastornos y enfermedades graves.
  • Revelar dinámicas ocultas en sistemas de familia o empresa.
  • Desenredarnos de las fuerzas, a veces muy destructivas, del inconsciente colectivo.
  • Completar algo que en nuestro sistema familiar estaba inacabado y se va repitiendo de generación en generación hasta que es visto y resuelto.

¿Con qué reconectamos? con el alma de nuestra familia, con la Vida, con el amor familiar, con la honra y gratitud.

Hacer consciente lo que ha estado inconsciente en la familia, tiene un poderoso efecto sanador y de reconciliación, tanto a nivel físico, como emocional y mental.

Por María Teresa González Osorio (Psicóloga y Consteladora familiar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *