Del miedo a la confianza

publicado en: Blog | 0

El miedo es un sentimiento básico ante una situación donde nos sentimos bajo amenaza. Los humanos tanto como los animales tenemos tres maneras de enfrentar el miedo: nos preparamos para el ataque, nos paralizamos o huímos, y éstas son defensas e instintos de supervivencia.

 

¿Cómo podemos identificar si vivimos en el miedo? La mayoría de veces ese sentimiento lo ocultamos muy bien porque sentirlo nuevamente nos causaría un gran dolor y/o sufrimiento, nos sentiríamos vulnerables, así que usamos diversas estrategias -en su mayoría inconscientes- para no sentir. Vivimos en el miedo cuando vivimos con reglas rígidas (controlamos el miedo a perder el control y seguridad), cuando somos perfeccionistas (miedo a no ser aceptados, a no ser queridos, a ser criticado), cuando vivimos desmotivados (miedo a no ser suficientes, a no lograr lo que deseamos..), pesimismo (miedo al futuro, a lo incierto), el resentimiento (miedo a volver a ser lastimado…), violencia (miedo a perder el control ante heridas de la infancia) Son algunos de los ejemplos.

¿Cómo podemos transformar el miedo a la confianza? Te comparto hoy 5 acciones no para dejar de sentir miedo, sino para gestionar esta emoción y usarla a tu favor para tu transformación personal.

  1. Cuando sientas miedo, imagína lo que sí quieres y refuérzalo incluyendo palabras que empoderen: “Sí puedo”, “ Lo que SÍ quiero es…confianza, amor, seguridad, claridad…etc) No uses en tus frases los deberías: “tengo que…”, o “debo de…” esas frases tienen que ver con expectativas de otros que aprendimos en el pasado.

  2. Enfóca tu mente en la frese: “Yo soy yo”. Por ejemplo: si pierdes tu trabajo, si terminas con una relación de pareja, díte a tí mismo(a) “Yo soy yo”, porque muchas veces creemos que somos lo que hacemos o lo que tenemos y, en el momento en que dejamos de tener o hacer, perdemos nuestra identidad. Lo que hacemos y tenemos no nos definen como personas. Tú eres más que eso.

  3. Usa las tres A. “Admítelo” , admite que sientes miedo, “Atiéndelo”: el miedo te está dando un mensaje positivo ¿Cuál sería? ¿necesitas más seguridad?, ¿necesitas más recursos? Y “Atrévete” : comprométete a avanzar aún con tu miedo, aunque no sepas todavía cómo y ni qué manera salir adelante, pero tu voluntad y tu consciencia de que quieres algo diferente para tí, es un gran paso para el cambio, y aquí es cuando el Universo actúa a tu favor.

  4. Reinterpreta aquello a lo que le llamas “fracaso”. La mayoría de las personas no actuamos por miedo, puede ser por miedo al fracaso pero también puede ser miedo al éxito. Si le das un nuevo significado a aquella experiencia llamada fracaso, observarás que te hizo más fuerte, resiliente, de dio una gran lección, un nuevo aprendizaje.

  5. Escucha música, especialmente música de Mozart, Vivaldi o cantos gregorianos. Hay un efecto cerebral que regula nuestras emociones al escuchar este tipo de música.

Espero que estos ejercicios sencillos pero al mismo tiempo eficaces puedan ser útiles.

Por María Teresa González Osorio (Psicóloga, orientadora gestalt y coach sistémica)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *