¿Cómo alcanzar tus propósitos de año?

publicado en: Blog | 0

El 2020 está en la esquina, las preguntas que nos hacemos muchos: ¿Qué deseo para este año y cómo puedo alcanzar mis propósitos? y ¿Para qué? Cuando conocemos las respuestas entonces es más fácil encaminarnos hacia nuestras metas, pues son como la brújula que nos guiarán.

Los buenos propósitos de año nuevo son excelentes, especialmente cuando la meta es la autosuperación y la salud, dice Robin DiMatteo, psicóloga de la Universidad de California en Riverside. Ella advierte que, “las intenciones de año nuevo pueden ser o una bendición o una pesadilla: un buen empujón para el ego si el propósito tiene éxito; o un duro golpe para la autoestima si el sueño se desvanece”.

Tu compromiso y tu intención de lo que quieres lograr es ya un gran paso, eso significa que deseas hacer un cambio, sin embargo, quizás tu determinación no lo sea todo. Necesitamos de otro ingrediente: el saber cómo. Ello implica que busquemos apoyo, asesoría o consejos con personas expertas. Ésto sería algo así como nuestro mapa.

Las personas que juran que dejarán de fumar y sufren por conseguirlo deben reconocer que quizás necesitan ayuda, como un programa de desintoxicación u otros tipos de apoyo.

Otro aspecto importante es: tener expectativas que puedan ser cumplidas, es decir posibles. Frecuentemente  la gente hace propósitos que son casi imposibles de cumplir; así que lo mejor es tener metas alcanzables.

Un ejemplo típico es la persona que desea mantenerse saludable evitando a toda costa ingerir postres y golosinas pero en cuanto ve una deliciosa rebanada de pastel, se lo devora; una vez comido el pastel, experimenta varios sentimientos como culpa, impotencia, frustración, enojo, diciéndose a sí misma: “No puedo cambiar”. En lugar de ello es preferible decirse: “Me comí un pedazo de pastel. Lo disfruté, y ahora trataré de ser fiel a mi propósito”. Reconocer  que una “recaída“ no es el fin del mundo ni nos imposibilita seguir con nuestro propósito es un acto de autocomprensión y autoempatía.

También es importante darnos cuenta y aceptar que todo propósito lleva un proceso. No hay resultados de la noche a la mañana. Todo lleva su ritmo. Lo importante es ser sinceros y honestos con nosotros mismos y seguir en el camino de la perseverancia que, como un árbol de manzana toma su tiempo para dar sus deliciosos frutos, así nosotros podemos ser con nuestros sueños!

Otro elemento crucial: felicítate y reconoce los pequeños  logros que ya has tenido y que te estén llevando hacia tus propósitos.

¡Comparte aquí tus maneras de alcanzar tus metas! a alguien le puede ser de utilidad.

¡Deseo que tus sueños sean cumplidos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *