La Danza de los colores

publicado en: Blog | 0

Decidí que un poco de Arte me caería bien. No sé qué produce en mí contemplar un cuadro, escuchar una “buena” música,  o ser expectadora de algún movimiento corporal; algo se despierta, sensaciones dormidas vuelven a cobrar vida, como si la artista que llevara dentro de mí saliera imperiosa, quizás por ello escribo estas líneas, para dejarla correr libre aunque no sepa a ciencia cierta hacia dónde se dirige.

Ayer visité una exhibición donde danza, colores, música se entremezclan, fusionándose en un cuerpo, el cuerpo de Nijinsky, el bailarín de ballet y coreógrafo ruso, (1889-1950). Dicen quienes saben de danza que Nijinsky fue uno de los más dotados bailarines en la historia, alcanzando una fama mundial  por su virtuosismo y por la profundidad e intensidad de sus caracterizaciones así como su “habilidad para realizar saltos que evidentemente desafiaban la gravedad”.  A los nueve anos de edad, Nijinsky ya era considerado superdotadao para la danza. En 1909 ya era nombrado el “Dios de la danza en Paris”.

Tumba de Nijinsky.Foto: Tim MasonDos salas del Kunsthalle de Hamburgo están dedicadas a él cuyo título es La danza de los colores. Pintores que han pintado en diferentes lienzos el cuerpo del bailarín, escultores que han esculpido en bronce su cuerpo. Un bailarín que desafió los cánones morales y que escandalizó  a  la sociedad de los anos veintes.

Un ser que la vida en vez de piernas  y brazos le dotó de alas, un ser que levitaba en el espacio, un colibrí suspendido en el aire, una mariposa revoloteando con los pies; un ser que simplemente volaba. Me impresiona todo lo que es capaz de hacer un ser humano aún en las condiciones más adversas. No tuvo una infancia feliz, vivió con miedos (miedo a la muerte, a estar solo) y muchos otros miedos que confiesa en su diario, y, sin embargo voló! no se quedó en su jaula.

Le pudo haber afectado emocionalmente al “Dios de la danza” tanta fama a su temprana edad? Acaso su sensibilidad hizo que pudiese conectarse con el Amor divino y esencia de la vida? Con el paso del tiempo le fué diagnosticado esquizofrenia, lo cual  obligó a abandonar su carrera artística. Tantos aplausos embriagadores lo desplumaron?

Aquí algo de lo que escribió en su diario:

Quiero llorar pero Dios me ordena que escriba. No quiere que me detenga. Mi mujer llora y llora. Yo también. Temo que el médico venga y me diga que mi mujer llora mientras yo escribo. Pero no iré con ella porque no merezco reproches. Mi hija lo ve y lo oye todo, espero que ella me comprenda. Amo a Kyra. Mi pequeña Kyra siente mi amor por ella pero también ella piensa que estoy enfermo, debido a que así se lo han dicho. Ella me pregunta si duermo bien; yo le respondo que siempre duermo bien. No sé qué escribir pero Dios desea que lo haga. […] Soy un hombre sencillo que ha sufrido mucho. Creo que he sufrido más que Cristo. Amo la vida y quiero vivir, llorar, pero no puedo… Siento un dolor tan grande en mi alma, un dolor que me atemoriza. Mi alma está enferma. Mi alma, no mi espíritu. Los médicos no entienden mi enfermedad.

Mucho de su vida sigue siendo un enigma y un misterio, y acaso -me pregunto- no somos los seres humanos también un punado de misterios deseosos nosotros mismos de decifrar?

Compartir es bueno...Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest