¿Dónde está la felicidad?

publicado en: Blog | 0

Si hubiera manuales para saber dónde encontrarla, seguro ya hubiera comprado uno. Afortunadamente no es así, porque esta palabra tan abstracta, que dice tanto y dice nada es un proceso continuo de crecimiento interior. Por eso, comparto con ustedes algunas pautas desde el Desarrollo Humano, acerca de lo que podemos hacer para vivirnos más felices de la manera más humanamente posible:

Olvídate del pasado, tanto si tu niñez fue placentera como terrible. Ya pasó.
Imagina cómo quieres tu futuro y pasa a la acción. Visión y acción van de la mano .
Lo que tengas que hacer, hazlo hoy, no mañana.
Imagina qué es lo que podrías conseguir si no tuvieras miedo a equivocarte.
Observa que los llamados fracasos son sólo buenas oportunidades de aprendizaje.
Piensa en aquella cualidad extraordinaria que posees. ¿Qué harás con ella? Pon tus talentos en marcha y permite que se expandan al resto de tu vida.
Convierte la frase “Yo puedo”, en la bandera de tus pensamientos.
Cultiva el amor, el cariño, la ternura.
Siéntete afortunado(a) y agradecido(a) por aquello que sí tienes.
Cultiva la amistad, es un gran tesoro que te acompaña por la vida.
Experimenta la flexibilidad en tu vida, dándote cuenta de que puedes ceder a tus planteamientos y que eres capaz de llegar a acuerdos.
Confía en lo que haces, diciéndote a ti mismo: “ésto me sale bien”.
Confía también en los demás. La mayoría son buenas personas.
Persevera y sé constante; el éxito no llega por sí solo.
Si algo no funciona, cámbialo. Busca nuevas opciones porque siempre las hay.
Has nacido para ser lo que decidas ser, y siempre tienes la posibilidad de cambiar.
Si no te gusta algo, actúa.
Tu postura corporal también habla. Mantén tu cabeza alta, cuerpo recto, hombros arriba, mirada firme y siente cómo algo cambia.
Mira a los demás a los ojos. En la mirada encontrarás la comunicación.
Ten en tus pensamientos frases de ánimo, de alegría y de esperanza.
Acepta tu cuerpo como es, lo importante es lo que hay en tu interior.
Acepta tus sentimientos y los sentimientos de los demás sin criticarlos.
Procura tener el mayor tiempo de sentirte relajado, estés donde estés.
Tú eres tu mayor amigo.
Repite al menos 20 veces al día que eres digno de amar y ser amado.
Amate a ti mismo(a) para poder amar a los demás.
Puedes decir “No” a los demás si lo que te piden te crea incomodidad.
Ayuda a los demás sólo cuando te lo pidan.
Tu felicidad depende de ti mismo. Los otros no son responsables de ello. No esperes a que venga de afuera.
La felicidad está donde tú estás.
Fotografía: www.Bancodeimagenes Gratis.com

Compartir es bueno...Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest